Turbia

De sol a sol. Un día entero intentando limpiar la mente. Y cuando se ha puesto el sol sólo has conseguido ordenar los armarios.

Bostezas. Tu cabeza piensa que quiere dormir. Tu cabeza quiere dejar de pensar.

Bostezas. Tu cuerpo ya no está tan cansado. O eso le dice tu mente, esa tremenda embaucadora.

Tu mente sí está cansada.Y al final del cuento, la mente manda, siempre.

Pero tú, no duermes.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s